Mi Cesta


blockimage


Las superfrutas recomendables para una vida sana

  • acai

El açaí, el guaraná o el cupuaçu ya triunfan en EEUU. La Amazonía, símbolo de naturaleza y biodiversidad, es la fuente principal de muchas de las llamadas “superfrutas”, alimentos tropicales con alta concentración de vitaminas y antioxidantes que han empezado a conquistar a una sociedad preocupada por la vida sana y natural.

La Amazonía abastece de productos con fuerte potencial vitamínico y energético. Con frutos como el açaí (Euterpe oleracea), el guaraná (Paullinia cupana), o el cupuaçu (Theobroma grandiflorum), la Amazonía se ha convertido en abastecedor de productos con fuerte potencial vitamínico y energético para consumidores a menudo etiquetados como adeptos a la vida natural y que procuran una buena forma física.

El açaí es la más conocida de estas “superfrutas”, que crece en una palmera del suelo amazónico. Su elevada concentración de antocianina, pigmento que da al açaí el intenso color morado, al igual que la uva o el arándano, lo convierte en un potente antioxidante, sustancia que ralentiza el deterioro de las células del cerebro.

Beneficios de las bayas de açaí

Para empezar a destacar plenamente las bondades del Açai Berry, se hace indispensable obtener una adecuada mirada sobre los beneficios de este fruto como por ejemplo la incidencia de sus propiedades sobre la tonificación adecuada de la circulación de la sangre en todo el cuerpo.

Además de este beneficio común, el proceso digestivo hace que el Açai Berry ante el contacto de ciertos componentes logre tener una gran asignación de bondades para evitar que nuestro cuerpo pueda no asimilar todos los elementos necesarios de otros alimentos. En esta oportunidad, el Açai Berry es un excelente transportador de ciertos compuestos orgánicos que son necesarios para la óptima salud y remozado bienestar de nuestras capacidades físicas, teniendo como base las grandes oportunidades de limpieza y de ordenamiento de procesos que el Acai Berry en sí tiene por sus principales emolumentos.

Con la gran ventaja que representa de que es un fruto casi seco, que no tiene una humedad relativa grande, el Acai Berry no tiene la capacidad de absorber mucho los componentes solubles pero sí aquellos que son difíciles de descomponer por el cuerpo, como es el caso de los oligoelementos que tardan más tiempo en hacer su tránsito por el sistema digestivo o las grasas. De tal forma que, dadas las proporciones, el Acai Berry es una forma de desintoxicación que puede coadyuvar a ciertos procesos físicos como por ejemplo la reducción de peso y el colesterol malo.

También puede actuar directamente sobre la piel permitiendo una mayor respiración del manto cutáneo por lo que se hace indispensable una ingesta de este producto, sobre todo cuando se está pasando por procesos digestivos de gran carga y, ante todo, el sistema nervioso obliga a comer más de la cuenta a causa de la tensión.

Dieta “milagrosa” a base de açaí

Con esta valiosa bandera publicitaria, las empresas estadounidenses y europeas no han perdido el tiempo en vender la baya como una dieta “milagrosa” para el rejuvenecimiento y el bienestar físico. Entre 2004 y 2005, la venta de productos a base del fruto amazónico se multiplicó por siete, mientras que en 2008, las empresas metidas en el negocio lucraron 106 millones de dólares con productos relacionados.

En Brasil, el açaí se ha convertido en un alimento común, disponible en cualquier esquina de las calles de grandes ciudades como Río de Janeiro o Sao Paulo, y generalmente servido como sorbete, acompañado de cereales o mezclado con guaraná, otra joya de la selva amazónica.